Los niños menores de 14 años no deben cruzar la calle solos, y los científicos explicaron por qué


Las estadísticas dicen que, durante los últimos años, más de 40 000 personas sufrieron accidentes de tránsito en los EE. UU. anualmente, incluidos conductores, pasajeros y peatones. Todos sabemos que las carreteras son peligrosas, y es aún más impresionante cuando se trata de niños que cruzan calles bastante concurridas. Por eso, científicos de la Universidad de Iowa estudiaron aspectos psicológicos y de comportamiento que influyen en la seguridad de los pequeños en las carreteras, y las conclusiones que obtuvieron son bastante interesantes.

En Genial.guru estudiamos la teoría que explica cómo el comportamiento de los niños en medio de una carretera cambia con la edad, y queremos compartir contigo lo que aprendimos.

Según los científicos, niños y adultos cruzan la carretera de manera diferente

Para cualquier adulto, cruzar la calle caminando parece algo fácil de hacer. Miramos a nuestro alrededor, analizamos el tráfico, calculamos el tiempo que necesitamos para cruzar la carretera, esperamos el espacio necesario y pasamos. Para un niño, sin embargo, es mucho más complicado. Durante los experimentos, los científicos de la Universidad de Iowa llegaron a la conclusión de que ellos, en sus años como preadolescentes, pueden tener dificultades para identificar los espacios en el tráfico que son lo suficientemente grandes para cruzar la calle de manera segura.

El problema es que los niños pequeños pueden no haber desarrollado las habilidades motoras necesarias que tienen los adultos y que les permiten cruzar la calle justo después de que un automóvil haya pasado. “Algunas personas pueden pensar que los niños más pequeños actúan como adultos cuando cruzan la calle”, dice Jodie Plumert, profesora de la Universidad de Iowa. “Pero nuestro estudio muestra que este no es precisamente el caso en las carreteras con demasiado tráfico, en donde los carros no se detienen”. Aunque la mayoría de los niños eligieron cruzar por los mismos espacios en el tráfico que los adultos, ellos no pueden cronometrar sus movimientos de la misma forma que las personas mayores.

Según los datos que arrojó la investigación, los niños de 6 años tienen un mayor riesgo de lesionarse en la carretera, mientras que los mayores de 14 años no se encuentran expuestos a tanto peligro en ese sentido

El equipo de expertos universitarios invitó a niños de 6, 8, 10, 12 y 14 años, junto con un grupo de adultos, a participar del experimento. Los participantes se colocaron en un entorno simulado en 3D del tráfico, en donde cada uno de ellos necesitaba cruzar la calle con una hilera de vehículos en movimiento. El tiempo entre los vehículos difería de 2 a 5 segundos, y cada persona debía cruzar la carretera 20 veces. Los resultados que se obtuvieron fueron bastante interesantes.

Resulta que los niños de 6 años fueron “golpeados” por vehículos el 8 % de las veces. Los niños de 8 años, el 6 %. Los de 10 años, el 5 %, y los de 12 años fueron “chocados” el 2 % de las veces, mientras que los niños de 14 años o mayores no tuvieron ningún incidente. Esto se puede explicar por el hecho de que, cuando las personas llegan a esa edad, desarrollan gradualmente las 2 habilidades más importantes para un cruce seguro de carreteras:

  • Se vuelven más hábiles analizando los espacios adecuados para cruzar en el tráfico.
  • Son más rápidos para salir a la calle después de que un automóvil haya pasado, en comparación con los niños más pequeños.

Los resultados de la investigación obviamente implican que los padres de niños más pequeños deben tomar precauciones adicionales.

¿Qué recomiendan los expertos?

Los científicos creen que es mejor ser paciente cuando se trata de dejar que tu hijo cruce la carretera, solo hasta que alcance cierta edad. Cuando le enseñes a cruzar la calle, anímalo a elegir espacios que sean mucho más grandes que los que elegirías tú. Los planificadores urbanos y las autoridades de la ciudad también pueden hacer mucho para garantizar la seguridad de los niños en las carreteras. Los lugares en donde es más probable que los pequeños crucen las calles (por ejemplo, porque es la ruta más rápida a la escuela) deben estar equipados con todo tipo de ayudas y medidas de prevención para el cruce de peatones.

¿Crees que los padres deberían ser más cuidadosos al permitir que sus hijos crucen solos la carretera? ¿Cuántos años tenían tus hijos cuando los dejaste cruzar la calle sin ayuda por primera vez? ¡Cuéntanos en los comentarios!





Source link




Recent Comments

Recent Posts